miércoles, 31 de octubre de 2007

miércoles, 5 de septiembre de 2007

Espejismos


Sé que ahora el tiempo
se disfraza de enhorabuena

las margaritas aciertan diligentes todos nuestros deseos
los autobuses del mediodia paran a la llamada
de un anciano,
de un niño
o de un indigente
y los balones cruzan la raya completamente

Sé también
que los presidentes son humildes y horizontales
Las leyes, sus leyes
se ajustan al deseo de las minorías
mientras los militares desarman al mundo
y el norte se mantiene siempre arriba de nuestras cejas

pero sé
además de todo eso
que más allá de los ojos ciertos
del hombre sabio
existen los espejismos

Iros

miércoles, 22 de agosto de 2007

Contracorriente

Es de noche
y a pesar del frío que asalta
las copas de los árboles,
mientras los pajaritos
juegan a darse calor
y un asomo de niebla
se posa poderosa
tras la distancia de mis manos
yo insisto
y busco el aguacero
Iros

viernes, 17 de agosto de 2007

Sobre la locura

Siempre he querido saber
si es bueno ser loco
o si es malo ser cuerdo.

Hoy a la distancia
concedida por la insensatez
de sentirme vivo,
sé que la locura
es lo que vuelve lo cuerdo
en algo sano y vital
y no al revés.
Iros

El canto de una mariposa


El canto de una mariposa
se parece
- poniéndole atención -
a los pies de una niña
corriendo en puntitas
en algún patio del Vedado.
Iros

Pregunta


¿Y si bajamos
de aquel árbol
descolgamos una estrella
colocamos nuestros dedos
señalando al cielo
o aun pezón
o a una fruta madura
y esperamos la noche?
Iros

Otoño

Recuerdo aún
aquella acera de otoño
y la ruta
y mi frustrante encendido de cigarros
hacía frío
las hojas sonaban a mi paso triste
no te sabia
no me sabias

Una vez más
el otoño me parte la memoria
y el olvido.
Iros

Miércoles


Hoy es miércoles
el cielo se debate entre tú y una nube
es mejor leer
o escucharte leer
o verte leer

no alzar los ojos
es imprescindible
no sé
pero el cielo siempre me asalta los miércoles.
Iros

Promesa


Uno de estos días
caminaré descalzo
tu entrepierna
paso a paso
silente en ausencia
huella en mano
vista al cielo
como cuando jugabamos
Tú en tu calle
Yo en la mía
a ser gigantes y doncellas.
Iros